jueves, 21 de enero de 2010

La familia Sindiásmica

En la familia Sindiásmica, se encontraba vigente un sistema de parentesco en contradicción con sus verdaderos vínculos. Ya se formaban parejas conyugales por un corto o largo tiempo. No quedaba duda a quien decirle padre, madre, hijo e hija pero el empleo era contradictorio con los antecedentes. Los Iroqueses no solo llaman hijos e hijas a sus hijos propios, sino también a los de sus hermanos que a su vez lo llaman padre. Llaman sobrino y sobrina a los hijos de sus hermanos y ellos a su vez tíos. Las Iroquesas es inversamente, los hijos de hermanos se llaman entre si hermanos y hermanas, que a su vez se llaman primo los hijos de la mujer y del hermano. No había duda de quien era la madre de sus hijos pero del padre casi nunca se sabia.

El hombre tenia una mujer principal ( no puede todavía decirse que una favorita ) entre sus muchas esposas y él era para ella el esposo principal entre todos los demás. En esta etapa, un hombre vive con una mujer, pero tal suerte que la poligamia y la infidelidad ocasional siguen siendo un derecho para los hombres, aunque por causas económicas la poligamia raramente ocurre. Al mismo tiempo, se exige la mas estricta fidelidad alas mujeres mientras dure la vida común y su adulterio se castiga cruelmente. Sin embargo el vinculo conyugal se disuelve con facilidad por cualquiera de las dos partes. Tras la separación, los hijos siguen perteneciendo solo a la madre.

En la familia Sindiásmica las mujeres tenían un rol importante en el gens, cuando tenían a sus marido las mujeres gobernaban en la casa, las previsiones eran comunes, pero desdichado del pobre marido o amante que fuera demasiado holgazán o torpe para aportar su parte al fondo de provisiones de la comunidad.

La familia Sindiásmica aparece en la frontera entre el salvajismo y la barbarie, las mas de las veces en el estadio superior del primero y solo en algunas partes en el estadio inferior de la segunda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada